Publicidad

Usted está aquí

El imprescindible Vargas Llosa

"Mario Vargas Llosa se ha convertido en la voz de la conciencia de los ciudadanos del mundo y en particular de los hispanoamericanos que disfrutan su lucidez y claridad"

Algunos adultos mayores entendemos perfectamente a los jóvenes, cuando se emocionan al encontrarse con alguno de sus ídolos, porque también tenemos héroes a los que seguimos, en este caso héroes literarios, aquellos escritores que desde tiempos inmemoriales nos han emocionado con sus escritos. Es un momento feliz, cuando uno por ejemplo se encuentra con Mario Vargas Llosa, autor universal.

Aunque nunca me había reunido con Vargas Llosa, lo conocía de toda la vida. El primer encuentro fue virtual, en la época lejana cuando Colombia innovó en la televisión del continente, con telenovelas por fuera del canon melodramático, filmadas con técnicas de cine, con una buena dosis de humor y personajes complejos, series que eran adaptaciones de obras literarias del mundo entero. Así que, en cuerpo ajeno, a través del actor colombiano Víctor Mallarino, me enteré de un joven periodista peruano, aspirante a escritor y libretista de radionovelas, esto gracias a la versión televisiva de 'La Tía Julia y el Escribidor' en 1981.

Caricatura de Vargas Llosa realizada por Dixon Moya.Luego vendría el encuentro íntimo y solitario del lector con el escritor, a través de sus textos, de novelas que se convertían en la mejor información turística del Perú, en particular de Lima. Muchos años antes de haber caminado por Miraflores o Barranco ya había visitado sus calles de la mano del guía Vargas Llosa, quien al mismo tiempo me hablaba de tiempos de dictadores militares, envueltos en la corrupción y la soledad multitudinaria del poder absoluto.

Posteriormente con la llegada de la vida laboral, al otrora lector juvenil, ya no le quedaba mucho tiempo para las novelas del escritor peruano, pues los ojos se gastaban en memorandos oficiales, pero recibió con gran satisfacción la noticia en 2010, cuando se anunció que Vargas Llosa había ganado en justicia el premio Nobel, galardón que parece tener el don en convertir a seres humanos normales en mitos extraordinarios y el sujeto escribidor pasa a ser un objeto, casi de culto.

Si bien ya no quedaba tiempo para la lectura de las novelas, el suscrito podía apartar unos momentos dominicales a la columna de opinión que se publica en El País de España y que se reproduce por todo el mundo, Piedra de Toque, la cual no deja indiferentes en su necesaria lectura. Vargas Llosa se ha convertido en la voz de la conciencia de los ciudadanos del mundo y en particular de los hispanoamericanos que disfrutan su lucidez y claridad, sobre los diversos temas que trata.

Con mi esposa Patricia, a comienzos de año, nos enteramos que Mario Vargas Llosa se presentaría como invitado especial en el Hay Festival de Cartagena de Indias, reservamos para sus conferencias, pero lamentablemente tuvo que cancelar su asistencia y quedamos con la frustración manifiesta. Por esas cosas de la vida, ahora en Chicago, gracias a ese faro de la lengua española en el mundo que es el Instituto Cervantes y la gestión de los consulados de España y del Perú, tuvimos la oportunidad de escucharlo hablar sobre el presente y futuro del idioma español en Estados Unidos, del tema migratorio, las realidades políticas y claro, la literatura. Al final, tuvimos oportunidad de saludar al último sobreviviente del Boom literario latinoamericano.

Durante el saludo, pude mostrarle al Maestro Vargas Llosa una caricatura, publicada con un breve texto en el año 2010, en el sitio literario Letralia a raíz de su premio Nobel, la cual le hizo gracia, en su benevolencia con este aficionado a las letras y los dibujos. Un modesto tributo a quien durante años ha proporcionado conocimiento, honestidad y entretenimiento a sus lectores. Quizás fuera una sonrisa amable en recuerdo de su abuelo materno, Cónsul del Perú en Cochabamba, Bolivia, al ver en esta ocasión a varios cónsules, emocionados cual niños alrededor de su inconfundible figura.

Los diplomáticos representamos a nuestros países, pero existe un país común a todos los hispanoamericanos, es la gran patria de nuestro idioma español, que cuenta con un embajador inmejorable ante el mundo, se trata de Mario Vargas Llosa, un imprescindible al que me emocionó volver a encontrarlo, esta vez de cuerpo entero, con todas sus letras y redacción impecable.

---------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin 

#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

La Fuente de Dubai ofrece un espectáculo único e impresionante en pleno mes de agosto

19/08/2017 - 11:56

El reportaje mostró un vídeo de un emiratí fugitivo miembro de una organización secreta que incitó a sus seguidores a actuar contra su país

19/08/2017 - 10:41

El Consejo de Seguridad instó a las partes en el conflicto yemení a llegar a un acuerdo negociado por Naciones Unidas sobre la gestión de Hodeidah

19/08/2017 - 08:42

El actor, de 29 años, fue parte de una sesión fotográfica muy sensual para la nueva campaña del diseñador Hugo Boss

19/08/2017 - 07:48