Publicidad

Usted está aquí

¿Quiere vivir en Emiratos?

"Al final uno debe decidir si es mejor conocer la historia o vivir la historia. En Emiratos algunos apuestan con fuerza por ese segundo camino"

Hace muchos años me explicaron una historia ciertamente curiosa. Era sobre un catedrático de Universidad. Un tipo según decían bastante brillante. Ya saben de esos que habla embelleciendo las palabras. En su juventud había hecho estudios sobre temas de actualidad muy interesantes. Gestionaba datos complejos. Esos datos, a veces, difíciles de obtener ya que no son tan por públicos como uno cree. Pero nuestro hombre no cejaba. Su futuro era prometedor, muy prometedor.

Un día, dicen que cansado, cambió de tercio. Abandonó los temas de actualidad y pasó a hablar sólo de la historia. Argumentó algo muy básico: “los datos del presente están en manos de poca gente, y sólo aquellos que forman parte de un entorno de poder pueden acceder a ellos. Los datos del pasado ya no son tan sensibles, todos podemos tener acceso”. Según decía, cuanto más lejano es el pasado más fácil, sorprendentemente, es tener un acceso, y por lo tanto interpretar esa sociedad. La historia ganó un catedrático, la sociedad perdió un analista.

En un siglo donde los datos parecen fluir a espuertas, el concepto no ha cambiado. Estamos más cerca de la información, pero la información más sensible sigue manteniendo unos canales domesticados por el poder. Creemos que todo es accesible, aunque la realidad es que sólo aquello que quieren que sea accesible lo es. ¿Dónde está el limite de la información? Pues seguramente en la constancia, paciencia y contactos del investigador.

Curiosamente ese estigma muy de medios, muy de investigación, cada vez se extiende más a la sociedad. Creemos que sabemos todo y realmente sólo sabemos lo que podemos saber. A veces, la información llega en pequeñas dosis. A veces simplemente no llega. Los medios de comunicación siempre han ejercido esa función de transporte de información. El caso de este diario, EL CORREO DEL GOLFO, su diario, es un claro ejemplo de manual.

Quien estaba en los Emiratos hace diez años ha visto el cambio, el gran cambio. Sí, un cambio completo de país, un cambio de territorio, un cambio incluso de concepto. En aquellos tiempos eramos unos paracaidistas inconexos. Ahora, gracias a EL CORREO, y la información somos más conscientes que nuestra realidad en Emiratos no es tan única. La historia nos sirve para conocer el pasado. La vida sirve principalmente para saber qué queremos. La información, los datos, deben servir siempre para mejorar el futuro. Vivir del pasado sólo sirve para explicar cómo se hicieron las cosas. Al final uno debe decidir si es mejor conocer la historia o vivir la historia. En Emiratos algunos apuestan con fuerza por ese segundo camino.

----------------------

En la imagen superior, un dhow -embarcación tradicional emiratí- navega por las tranquilas aguas del Creek a su paso la Dubai más tradicional y auténtica. (EL CORREO DEL GOLFO)

#comentarios

Comentarios

Me gusto su articulo en estilo de escribir y en contenido y tema interesante.Saludos

Añadir nuevo comentario

En portada

Líderes y dignatarios de Emiratos Árabes participan activamente en los actos celebrados en todo el país por la festividad

21/08/2018 - 11:13

Situado en la frontera suroeste del país lindando con Yemen, la zona es conocida por sus cascadas y vida marina

21/08/2018 - 10:04

El joven de 21 años intentó convencer al estudiante para mantener relaciones sexuales consentidas

21/08/2018 - 09:09

El CICR ha estado en territorio yemení desde hace más de cinco décadas y en junio salieron del país

21/08/2018 - 08:51