Publicidad

Usted está aquí

La Casa Blanca ya no habla español

"El hecho más negativo del presidente Donald Trump en su relación con la comunidad hispana –dejando de lado la amenaza de construir el muro fronterizo- ha sido la eliminación de la versión en español del sitio web oficial de la Casa Blanca"

El español, en todas sus variantes, es la segunda lengua más hablada del mundo, detrás solamente del chino mandarín. Se calcula que actualmente unos 450 millones de personas tienen al español como su idioma nativo. En internet es el tercer idioma, luego –lógicamente- del inglés y el chino; es también idioma oficial en organizaciones supranacionales como la Organización de Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea. Se lo tiene como lengua oficial en 20 países, y a nivel cultural posee un peso enorme, al ser representativo en múltiples disciplinas artísticas, como la música, la literatura y el cine.

Pensemos que es el idioma en el que se han expresado figuras de la talla de Miguel de Cervantes, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Mario Vargas Llosa y Jorge Luis Borges. Su riqueza  y variedad lo hacen uno de los idiomas con mayor número de palabras, y con una estructura gramatical compleja. El uso del idioma español cuenta con una larga historia que se remonta al Siglo V, cuando comenzó siendo usado por los habitantes de la Península Ibérica como una derivación del latín.

La extensión de los dominios hispánicos lo trasladó inmediatamente al continente americano, donde hoy vive el mayor porcentaje de hispanohablantes del mundo. De entre los países del continente americano, México es el país con la mayor población de hispanoparlantes del mundo, mientras que el segundo es Estados Unidos. Se calcula que en la nación estadounidense existen casi 60 millones de latinos, la mayoría de origen mexicano. Aproximadamente, esa cifra constituye casi un 20% de la población total, transformándola en la primera minoría. Incluso en algunos estados, como California, Nuevo México o Texas, casi uno de cada tres habitantes tiene a la lengua de Cervantes como su lengua madre. 

La presencia hispana y latina en Estados Unidos es un hecho ya innegable, encontrando figuras de ese origen en todos los ámbitos de la vida pública, inclusive en la política.

Lamentablemente para los intereses de esta enorme comunidad, el reciente gabinete nombrado por el presidente Donald Trump no posee ningún ministro de origen latino, hecho que se da por primera vez en más de treinta años. Pero tal vez el hecho más negativo en su relación con la comunidad hispana –dejando de lado la amenaza de construir el muro fronterizo- ha sido la eliminación de la versión en español del sitio web oficial de la Casa Blanca.

Esta medida, lejos de cualquier impulso chauvinista de mi parte, atenta contra la inclusión de un vasto sector de la sociedad norteamericana, e incluso desde fuera de los Estados Unidos, ya que una página en un idioma que no es el propio es incomprensible para muchos, y deja a su vez de ser interesante. Siendo la página del gobierno de la principal potencia mundial, es un excelente vehículo para la transmisión de muchos valores presentes en la cultura norteamericana, como son la libertad y la democracia. Al igual que muchas de las medidas tomadas- o propuestas- por la nueva administración norteamericana, sería positivo para el mundo que fuese dejada de lado. 

#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Los clientes podrán recargar las pulseras a través de la aplicación de billetera

20/06/2018 - 10:07

La portavoz del Departamento de Estado criticó que durante el proceso judicial se le negara al condenado contar con un abogado

20/06/2018 - 09:35

"La misión final del Gobierno es difundir la felicidad entre la gente", explicó el director general de Asuntos de Extranjeros de la Autoridad Federal de Identidad y Ciudadanía

20/06/2018 - 09:29

Muestras de productos alimenticios que entran en el país se envían a laboratorios para garantizar que sean aptos para el consumo

20/06/2018 - 09:01