Publicidad

Usted está aquí

El plan B frente al TLCAN

"El presidente Trump ya amenazó tres veces en menos de una semana con irse del tratado comercial, al que considera injusto y deficitario para Estados Unidos. Esto más bien es parte de la estrategia estadounidense para presionar a México y Canadá"

Del otro lado

Rogelio R. Alemán

Este viernes en la Ciudad de México se inició la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), acuerdo comercial que entró en vigor en 1994 y cuya existencia está en riesgo inminente ante la posible salida de Estados Unidos.

Sólo ha transcurrido una ronda de negociación (en Washington D.C. a mediados de agosto) y el presidente Donald Trump ya amenazó tres veces en menos de una semana con irse del tratado comercial, al que considera injusto y deficitario para su país. Esto más bien –así lo creo firmemente– es parte de la estrategia estadounidense para presionar a México y Canadá.

Desde antes del inicio de la renegociación del TLCAN, México fijó sus prioridades: competitividad, piso parejo para los actores que se benefician del comercio internacional, tener un sistema de resolución de disputas efectivo, y aprovechar las nuevas tendencias productivas en energía y telecomunicaciones.

El tema en México se ha tratado con mucha responsabilidad por parte de los sectores involucrados: Secretaría de Economía, sector empresarial y el acompañamiento del Senado de la República.

El propio presidente del Senado mexicano, Pablo Escudero Morales, declaró hace unos días que el Congreso, al ser partícipe en este proceso, quiere aportar a la consolidación de la “competitividad como plataforma de producción y exportación; avanzar hacia un comercio regional inclusivo y responsable; aprovechar las oportunidades de la economía del siglo XXI, y promover la certidumbre del comercio y las inversiones en América del Norte”.

Sin embargo, como ya se ha dicho, es latente la posibilidad de que Estados Unidos abandone el TLCAN (algo que más bien pudiera ocurrir como una medida desesperada del presidente Trump ante la crisis de legitimidad de su gobierno).

Si esto ocurre, México debe activar un Plan B. Si el TLCAN termina, México debe diversificar su comercio con países como China, Brasil, Argentina, el bloque de la Alianza del Pacífico y aquellos que aún creen en el TPP. Si el TLCAN termina, México debe redoblar sus esfuerzos para concretar la actualización del Tratado Comercial con la Unión Europea, vigente desde el año 2000.

---------------------------

TWITTER: @RoRAleman

#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

La organización humanitaria emiratí ha repartido mantas y colchones a familias acogidas en el área de Al Halabat

23/11/2017 - 21:19

La Federación ha tomado la decisión tras una "evaluación técnica integral"

23/11/2017 - 20:10

La infraestructura se está sometiendo ahora a las últimas pruebas operativas

23/11/2017 - 18:47

Los vehículos podrán circular a 100 kilómetros por hora en la carretera Maliha-Al Faiya

23/11/2017 - 16:47