Publicidad

Usted está aquí

Patagonia chilena: la aventura soñada

Relato de un viaje increíble desde la región del Golfo al sur del mundo. Te esperan fríos lagos, montañas nevadas, indescriptibles cuevas, barcos naufragados o minas abandonadas

Amelia Cruzado / Coyhaique
| 21 de Abril de 2019
Desembocadura en el Pacífico del Lago General Carrera. (EL CORREO)

La mayor aventura que se puede emprender en Oriente Medio es la que te lleva por medio planeta hasta aterrizar en la Patagonia chilena. Allí te sientes como un intrépido viajero que ha conseguido realizar un logro imposible: alcanzar el fantástico sur del mundo. Lagos, montañas blancas, naufragios, cuevas o minas abandonadas absorben al trotamundos y lo convierten en protagonista de leyendas que se pierden en el remoto pasado. El turista empequeñece ante el paisaje natural, la grandeza de su cordillera, el sonido del agua al correr y sus nieves perpetuas.

Como toda historia fantástica, el itinerario patagónico comienza en un castillo. Una fortaleza inaccesible para el ser humano, cubierta por nieves todo el año y realizada caprichosamente por la erosión del viento en la montaña. Hasta allí ha llegado EL CORREO DEL GOLFO de la mano del Servicio Nacional de Turismo de Chile (Sernatur), lo que deja bien claro que volar hasta el otro lado del mundo es hoy factible -y muy recomendable- desde Emiratos Árabes Unidos (EAU) u otros países de la región. Sólo hay que sentirse atraído por un viaje diferente, espectacular y que siempre se recordará.

El recorrido por la Reserva Nacional Cerro Castillo obliga a subir hasta el campamento de 'Exploradores', donde se puede admirar desde un pájaro carpintero negro taladrando un árbol hasta los zorros que corretean por el lugar. El paraje se encuentra envuelto en un bosque frondoso creado por lluvia y nieve conformado principalmente por lenga y calafate, vegetación autóctona de Chile.

CAVERNAS DE MÁRMOL

Lo que sigue es el camino por el Lago General Carrera hacia Puerto Cristal. Este tramo se realiza en parte por vía fluvial a bordo de pequeñas embarcaciones que zarpan de Puerto Tranquilo y que te adentran en las míticas Cuevas de Mármol, monumento nacional chileno que ha florecido en la orilla del lago gracias a un conjunto de formaciones minerales de carbonato de calcio.

A lo largo de los años, las aguas del lago -el segundo más grande de América del Sur- han erosionado los escarpes costeros y dado forma a cavernas e islotes. Estas cuevas, uno de los grandes símbolos de la Patagonia chilena, son conocidas como Catedral de Mármol, la Capilla de Mármol o las Cavernas de Mármol.

Mientras se surcan las aguas del lago la aventura se siente a cada momento. Ocurre cuando, de pronto, se aprecian en la orilla dos barcos abandonados tras un naufragio y que con especial cuidado se pueden visitar. Intactos a pesar del paso del tiempo están los camarotes y el timón desde donde el patrón dirigía la nave.

PUERTO CRISTAL, PATRIMONIO HISTÓRICO MINERO

El paseo en barco termina en el muelle del Campamento Minero Puerto Cristal, que desde el año 2008 pertenece al conjunto de monumentos nacionales de Chile. Puerto Cristal es un enclave que derrocha historia por todos sus caminos. La mano del hombre, unas veces privada y otras pública, ha dejado su profunda huella, lo que confiere al lugar un gran atractivo.

Es el resultado del hacer de generaciones en un enclave donde pobladores del pasado hallaron en el subsuelo el sustento diario en forma de cobre y plomo. Hubo tiempos de bonanza y asimismo muchos otros en que no se alcanzaba la rentabilidad, lo que obligó durante años a distintas fórmulas de explotación tanto privadas como públicas.

Luis Casanova, CEO de Turismo Puerto Cristal, dijo a EL CORREO DEL GOLFO que "la época dorada de la mina de Puerto Cristal fue en los años 50 y 60, cuando era privada; posteriormente el Estado no logró hacerla rentable".

Puerto Cristal es hoy un destacado punto de atractivo turístico, una alternativa diferente para el visitante. Es también un buen ejemplo de turismo cultural que se impulsa como forma de ocio y de desarrollo social de la zona que permite la restauración del patrimonio histórico-minero de la Patagonia chilena.

"Empezamos a invertir a partir del año 2013, a recuperar las casas de huéspedes, tratamos de mantener el lugar, impulsando todo lo que tiene que ver con la cultura y el patrimonio, por la importancia que supone para la región", puntualizó Casanova.

'HIKING' HISTÓRICO-CULTURAL

Otro alto obligado en este espectacular recorrido de la Patagonia chilena es la Cueva de las Manos, situada al sur de Chile Chico en el camino que lleva a la Reserva Nacional Lago Jeinimeni. En la cueva, situada en la ladera norte del cerro, pueden encontrarse representaciones de manos en positivo, realizadas por estampado directo, y en negativo, hechas mediante la técnica de estarcido, estampado que se efectúa soplando la pintura y haciéndola pasar a través de una matriz. En este caso, se sopló pintura de diversos colores alrededor del contorno de la mano, apoyada contra la superficie rocosa.

Andrés Segovia, del touroperador Patagonia Xpress, explicó 'in situ' a EL CORREO DEL GOLFO que "las pinturas de manos rojas y negras tienen 7.000 años de antigüedad, según estudios de varias universidades", y que hay "miles de ellas en la Patagonia chilena, también blancas, amarillas, azules o verdes".

Estas pinturas son obra de la tribu indígena que precedió a los Patagones, que estuvo integrada por "una población nómada que se asentaba en lugares determinados hasta que agotaba los recursos del sitio, en lo referente a la caza fundamentalmente el guanaco", apuntó Segovia.

El recorrido que llevó a cabo esta expedición por la Reserva Nacional Lago Jeinimeni, denominada por el representante de Patagonia Xpress como un 'hiking' histórico-cultural, también incluyó la increíble 'Piedra clavada', formación rocosa de 40 metros de altura y una base muy estrecha y reducida. Hay que verla en vivo para percibir su espectacularidad.

También tuvo tiempo de explicar Segovia, durante esta cautivadora ruta senderística, historias del recibimiento que brindaron los patagones a los colonos llegados de países como Francia o Inglaterra, allá por finales del siglo XVIII; relatos de intercambios de carne y pieles por parte de los indios, que como contrapartida recibían licor y tabaco, aunque no todas estas transacciones tenían un final pacífico.

Reveló que quienes quieran adentrarse en lo que pasaba por estas tierras en aquel tiempo pueden leer los libros 'Cautivos en la Patagonia', del estadounidense Benjamin Franklin Bourney, y 'Tres años entre los patagones', del francés Auguste Guinnard. Ambos aventureros estuvieron sometidos a cautiverio por los indios, pero lograron escapar y plasmaron su experiencia en textos que hoy resultan de gran valor.

Otra etapa del viaje permitió un paseo en bicicleta por el Lago Jeinimeni, entre las fronteras de Chile y Argentina, hasta la Laguna Esmeralda, y también descansar en la arena, corretear con pies descalzos por la orilla del agua helada y tumbarse al sol con la mente en blanco. Y luego, todos juntos, disfrutar bajo el cielo y las nubes de un almuerzo saludable.

EXQUISITA GASTRONOMÍA CHILENA

Y en este punto hay que entrar de lleno en otra de las mejores experiencias de esta aventura: la excelente comida. En Chile la gastronomía es natural, sencilla y exquisita.

Imposible olvidar esas sopaipillas y pan tradicional amasados por Mari o el cordero con puré de patatas asados en su cocina de leña en el Residencial La Casona de Cerro Castillo. O los huevos para el desayuno de esas gallinas que se ven picotear por el campo. Y recordar para siempre la mermelada de Rosa Mosqueta y las tartas caseras de Lidia en La Casa de Huéspedes con vistas a Puerto Cristal. O la barbacoa con salmón de las frías aguas chilenas en el Lago Jeinimeni en un paraje sin contaminación humana.

La cena en el bistrot Basilic de Coyhaique, propiedad de Philippe, un francés que llegó a la Patagonia para trabajar y se instaló con su familia en el lugar enamorado de sus montañas, queda asimismo en la memoria. Allí se puede degustar una mezcla de comida francesa y chilena como la fondue de queso acompañada de una bebida de Pisto, el aguardiente chileno.

Por tercer año consecutivo Chile ha obtenido el galardón de Mejor Destino de Turismo Aventura del Mundo en los World Travel Awards. El país fue seleccionado mediante votación popular a nivel global, superando a potencias del turismo de aventura como Estados Unidos, Nueva Zelanda, Canadá, Australia, Ecuador, Sri Lanka, Fiji o el emirato de Ras Al Khaimah. Y esta aventura vivida certifica los méritos de la Patagonia chilena.

El impactante recorrido por el sur del mundo aquí relatado ha estado organizado por el Servicio Nacional de Turismo de Chile. Ha incluido una semana de actividades al aire libre en la Patagonia para mostrar a representantes globales cómo es este paraje de ensueño. La expedición estuvo formada por Juho Lukkari, reconocido guía de montaña finlandés; Liz Henry Owner, fundadora de la web Compass & Globe Travel; y la coordinadora de elcorreo.ae.

--------------------

La aerolínea Emirates Airline vuela de Dubai a Santiago de Chile los martes, jueves, viernes, sábados y domingos a las 09:05 hora local, y de Santiago de Chile a Dubai los lunes, miércoles, viernes, sábados y domingos a la 01:10 hora local.

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen

En portada

Abre sus puertas el tradicional acontecimiento culinario, que cuenta con la renombrada chef Lucy Noriega como invitada

19/09/2019 - 16:52

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores de España muestra su "profunda preocupación" por los últimos acontecimientos en el Golfo

19/09/2019 - 10:34

Tampoco quiso perderse la oportunidad de felicitar a todos los chilenos la capital de Emiratos Árabes con ocasión de su fiesta nacional

19/09/2019 - 10:23

EEUU cuenta por ahora además del apoyo emiratí, con el de Arabia Saudita, Reino Unido, Israel, Bahréin y Australia

19/09/2019 - 09:24