Publicidad

Usted está aquí

Los expatriados se van de Dubai: una mala noticia para la economía

Líderes del Golfo como el primer ministro de Kuwait están alentando a los extranjeros a que se marchen

Redacción
| 10 de Junio de 2020
  • Una imagen del Aeropuerto Internacional de Dubai DXB. (WAM)
    Una imagen del Aeropuerto Internacional de Dubai DXB. (WAM)

Sarah Sissons tardó menos de un mes en poner fin a 25 años en Dubai. La mujer de 39 años regresó a Australia en mayo con su esposo y su hija. Primero había aterrizado en la ciudad del Golfo cuando era adolescente y su padre era piloto de Emirates, nunca se fue. "Dubai es mi hogar", dijo Sissons a la agencia de noticias Bloomberg. Pero "es caro aquí si nos quedamos sin nada, al menos en Australia tendremos seguro médico y educación gratuita”, contó Sissons que era propietaria de un pequeño café y trabajaba como consultora independiente de recursos humanos. 

La situación de la australiana es la misma elección a la que se enfrentan millones de extranjeros en todo el Golfo, ya que las consecuencias de la pandemia y la caída de los precios del petróleo obligan a ajustes económicos. Las ricas monarquías árabes del Golfo han dependido, durante décadas, de trabajadores extranjeros para transformar aldeas adormecidas en ciudades cosmopolitas. Muchos crecieron o criaron a sus familias aquí, pero sin una ruta formal a la ciudadanía o a la residencia permanente y sin beneficios para salvar los tiempos difíciles, quedarse es una existencia precaria.  

El impacto es más marcado en Dubai, cuyo modelo económico se basa en la presencia de residentes extranjeros que representan aproximadamente el 90% de la población. Oxford Economics estima que Emiratos Árabes Unidos, de los cuales Dubai forma parte, podría perder 900.000 empleos en un país de 9,6 millones, y ver desarraigados al 10% de sus residentes. Los periódicos están llenos de informes de trabajadores manuales indios, paquistaníes y afganos que parten en vuelos de repatriación, pero es la pérdida de mayores ingresos lo que tendrá efectos dolorosos en un emirato orientado hacia el crecimiento continuo.

"Un éxodo de residentes de clase media podría crear una espiral de muerte para la economía", manifestó Ryan Bohl, analista de Oriente Medio en Stratfor. “Los sectores que confiaron en esos profesionales y sus familias, como restaurantes, artículos de lujo, escuelas y clínicas, sufrirán a medida que la gente se vaya. Sin el apoyo del Gobierno, esos servicios podrían despedir a las personas que luego abandonarían el país y crearían más oleadas de éxodo”.

Con la economía global en crisis, la decisión de irse no es sencilla. Los residentes de Dubai que puedan sobrevivir probablemente se quedarán en lugar de competir con los recién desempleados en propia casa. La Organización Internacional del Trabajo dice que más de mil millones de trabajadores en todo el mundo corren un alto riesgo de recortes salariales o pérdidas de empleos debido al coronavirus.

Algunos líderes del Golfo, como el primer ministro de Kuwait, están alentando a los extranjeros a que se vayan, ya que se preocupan por proporcionar nuevos empleos a los locales. Pero el cálculo para Dubai, cuya economía depende de su papel como centro mundial de comercio, turismo y negocios, es diferente. La crisis probablemente acelerará los esfuerzos de EAU para permitir que los residentes permanezcan, equilibrados con los ciudadanos acostumbrados a recibir grandes beneficios desde el descubrimiento del petróleo. Por ahora, Emiratos Árabes Unidos está otorgando extensiones automáticas a personas con permisos de residencia vencidos y han suspendido las tarifas de permisos de trabajo y algunas multas. Está alentando la contratación local del grupo de desempleados recientes y ha presionado a los bancos para que otorguen préstamos sin intereses y pausas de reembolso a familias y empresas en dificultades.   Un portavoz del Gobierno de Dubai dijo que las autoridades estaban estudiando más ayuda para el sector privado: "Dubai es considerado el hogar de muchas personas y siempre se esforzará por hacer lo necesario para darles la bienvenida".

Publicidad

El principal desafío de Dubai es la asequibilidad. La ciudad que construyó su reputación como un paraíso fiscal libre se ha convertido en una base cada vez más costosa para las empresas y los residentes. En 2013, Dubai se clasificó como el lugar 90 más caro para expatriados, según la consultora Mercer con sede en Nueva York. Ahora es el 23, lo que la convierte en la ciudad más cara de Oriente Medio, aunque cayó del puesto 21 en 2019 debido a que los alquileres disminuyeron debido al exceso de oferta. La educación se está convirtiendo en un factor decisivo para las familias, especialmente a medida que más empleadores eliminan los paquetes que cubren la matrícula. Aunque ahora hay una variedad más amplia de escuelas a diferentes precios, Dubai tuvo el coste medio de escuela más alto de la región el año pasado fijado en 11.402 dólares, según la Base de datos de escuelas internacionales. Es probable que eso lleve a los padres a cambiarse a colegios más baratos y reducir los aranceles rápidamente, según Mahdi Mattar, socio gerente de MMK Capital, una firma de asesoría para fondos de capital privado e inversores escolares de Dubai. Estima que las inscripciones pueden caer entre un 10% y un 15%.

Sarah Azba, una maestra, perdió su empleo cuando las medidas de distanciamiento social obligaron a las escuelas a trabajar en línea. Eso la privó de un beneficio importante; Una educación gratuita para su hijo. Entonces ella y los niños están regresando a los Estados Unidos, donde su hijo de 14 años irá a la escuela pública y su hija a la universidad. Su esposo se quedará y se mudará a una casa más pequeña y barata. "Separar a nuestra familia no fue una decisión fácil, pero tuvimos que hacer este compromiso", dijo Azba.

Durante décadas, Dubai ha pensado en grande, construyendo algunos de los centros comerciales más grandes del mundo y los edificios más altos. Del desierto surgieron barrios llenos de villas diseñadas para familias expatriadas atraídas por el sol y salarios libres de impuestos. La economía nunca volvió al ritmo frenético que disfrutaba antes de que la crisis crediticia mundial de 2008 provocara el último episodio de salidas de expatriados. Luego, justo cuando dobló la esquina, la caída de 2014 de los precios del petróleo retrasó el crecimiento nuevamente. Se suponía que la Expo 2020, una exposición de seis meses que se espera que atraiga a 25 millones de visitantes, sería un reinicio; ahora se ha retrasado debido a Covid-19. Una demanda débil significa que la recuperación llevará tiempo. A diferencia de algunos países de Oriente Medio, EAU no está viendo un resurgimiento de las infecciones por Covid-19 a medida que se reabre, pero su dependencia de los flujos internacionales de personas y bienes significa que es vulnerable a las perturbaciones globales.

Emirates Group, el transportista de larga distancia más grande del mundo, está despidiendo empleados, uno de los sacrificios más profundos en una industria que se vio obligada a casi hibernar. Los hoteles de Dubai probablemente reducirán el 30% del personal. Los desarrolladores de las islas artificiales de Dubai y la torre más alta han reducido los salarios. La unidad de transporte de Uber en Medio Oriente, Careem, eliminó casi un tercio de los empleos en mayo, pero dijo que esta semana el negocio se estaba recuperando.

Por su parte, Move it Cargo and Packaging, con sede en Dubai, dijo que recibe alrededor de siete llamadas al día de residentes que desean enviar sus pertenencias al extranjero. Eso se compara con dos o tres por semana el año pasado. En aquel entonces, la misma cantidad de personas se mudaban también. Ahora, todo está limitado. Marc Halabi, de 42 años, pasó la semana pasada clasificando a regañadientes las pertenencias acumuladas durante 11 años en Dubai. Las cajas se alinean en las habitaciones mientras él, su esposa y sus dos hijas deciden qué enviar de regreso a Canadá. Ejecutivo de publicidad, Halabi perdió su trabajo en marzo. Ha estado buscando empleo que le permita a la familia permanecer, pero dice que no puede permitirse aguantar más. "Estoy molesto porque nos vamos", dijo Halabi. "Dubai se siente como en casa y me ha dado muchas oportunidades, pero cuando caes en tiempos difíciles, no hay mucha ayuda y todo lo que te queda es un mes o dos para recoger y mudarte".

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En esta sección

La impresa está invirtiendo en el sector tecnológico

14/06/2021 - 16:21

China mantuvo su posición como el socio comercial más grande del emirato

14/06/2021 - 09:47

El reconocimiento tuvo lugar durante la celebración del 123 Día de la Independencia del país

14/06/2021 - 09:37

El festival de compras sitúa al emirato como el destino de verano preferido por las familias

14/06/2021 - 08:48

En el primer trimestre de este año, el emirato emitió más de 15.000 nuevas licencias

12/06/2021 - 18:14

La custodia de las contraseñas es importante

12/06/2021 - 12:21

Concurrida cata en Dubai organizada por la Embajada guatemalteca

12/06/2021 - 09:37

Los residentes buscan más calidad en su vivienda

12/06/2021 - 09:37

En portada

Los vehículos sin lavar serán remolcados por un delito de “desacato irresponsable de los derechos de la comunidad”

15/06/2021 - 07:57

Miles de personas intentan hacer la travesía desde Etiopía, Yibuti y Somalia para llegar a los países ricos del Golfo Arábigo

15/06/2021 - 07:47

Si un empleado excede las ocho horas dentro de las 24 horas, deberá recibir pago extra

15/06/2021 - 07:21

Todos en la capital del país deben enseñar su teléfono inteligente para acceder a sitios públicos

15/06/2021 - 07:08