Publicidad

Usted está aquí

Águilas que vuelan desde el Chocó hasta Chicago

"Estas águilas han dado un gran salto, pero quienes las hemos conocido, esperamos que la experiencia que han tenido, sirva para que les permita volar muy lejos, con las alas de la educación y el deporte"

Dedicado a Yirleana, Sandy, Kary, Sol, Yuliana, Lissith, Yuren, Karen, Danny, Melany, Betzy, Lina, Yajaira y César.

¿Qué tienen en común el Departamento del Chocó en Colombia y la ciudad de Chicago en Estados Unidos? Algunos pensarían que pocas cosas, sin embargo, hay varios elementos que las emparentan, desde el origen de sus nombres, ya que no es coincidencia que su primera letra sea la Ch.

En el caso de Chicago, su nombre es una derivación de la palabra con la cual los aborígenes designaban al ajo, una planta muy frecuente en su territorio. Mientras que el Chocó, antes de la llegada de los conquistadores españoles fue habitado por diversos grupos indígenas, hereda su nombre de un cacique, quien tuvo allí sus dominios.

El agua es otro elemento común, el Departamento del Chocó, cubre casi la mitad de la costa colombiana hacia el océano Pacífico y cuenta también con costa en el Mar Caribe, mientras que Chicago, se encuentra a orillas del gigantesco lago Michigan. Chicago se conoce como la “ciudad de los vientos” y por su fuerte invierno, en donde la lluvia es una constante. El Chocó es una de las zonas de más alta pluviosidad, algunos incluso afirman que es la región del planeta en donde más llueve.

Pero hay otro elemento común, el amor por el deporte, más específicamente por el básquetbol, Chicago es sede de uno de los equipos de baloncesto más famosos del mundo, los Toros (Chicago Bulls) y Cimarrones del Chocó, es el actual campeón de la liga colombiana.

Pues bien, en el Chocó, desde hace varios años hay un proyecto muy bonito que combina deporte, liderazgo femenino e ilusión. Se trata del Club Águilas del Chocó, un equipo de básquetbol conformado por niñas de diferentes municipios chocoanos, quienes se reúnen cada fin de semana en Quibdó, la capital del Departamento, con mucho sacrificio, pues algunas de sus integrantes tienen que desplazarse durante más de cuatro horas, para practicar su deporte favorito.

El Club fue fundado en 2015 por las jóvenes profesionales Yajaira Gamboa Mosquera y Jamerlín Mercado Mosquera. El entrenador es César Ordóñez, uno de los mejores jugadores profesionales del baloncesto colombiano, integrante del citado club Cimarrones. La historia personal de Yajaira es muy especial, pues a los siete años, recibió de su padre su primer regalo, un balón naranja de básquetbol y una camiseta con el nombre de Jordan. Hace algunos días, Yajaira, César y las chicas de las Águilas del Chocó, entre otros sitios emblemáticos de Chicago, visitaron el estadio de los Bulls, equipo del mítico Michael Jordan.

Gracias al programa de Diplomacia Deportiva, creado y fomentado desde la Cancillería colombiana, las niñas del Club Águilas del Chocó, se desplazaron durante una semana a la ciudad de Chicago en Estados Unidos, en donde cumplieron una intensa agenda que no solo fue deportiva, sino que cubrió otros aspectos como el educativo, el cultural y el conocimiento de realidades diferentes a su entorno, en un viaje integral.

Tuve la fortuna de acompañar a estas chicas en algunas de las actividades en su recorrido por Chicago y debo decir, que fueron las mejores embajadoras de Colombia, por su encanto natural y buen comportamiento, en los diferentes escenarios donde estuvieron, así como por su seriedad a la hora de jugar, pues ganaron la mayoría de los partidos amistosos que disputaron.

Estas águilas han dado un gran salto, pero quienes las hemos conocido, esperamos que la experiencia que han tenido, sirva para que les permita volar muy lejos, con las alas de la educación y el deporte. Que encuentren muchas puertas abiertas en sus jóvenes vidas y sean capaces de escoger los mejores caminos y tomar las decisiones más convenientes. Son un grupo extraordinario y como les decía un entrenador, para un águila solo el cielo es el límite. Para quienes deseen conocer más sobre las Águilas del Chocó y eventualmente apoyarlas, pueden visitar sus redes sociales en Facebook y Twitter.

No suelo escribir sobre mi trabajo, pero sin duda hay historias que superan los propios escrúpulos y es necesario contarlas, como el maravilloso relato de este grupo de niñas, que no ha terminado en su viaje a Chicago, sino que apenas comienza, la cual ojalá esté plena de éxitos académicos y deportivos. No les deseo felicidad, pues la alegría ya la llevan en sus genes.

----------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/. En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin. 

#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Liderada por la colombiana Clelia Ross lanza un vídeo promocional producido por su compatriota Óscar Martínez

13/07/2020 - 08:49

Las medidas no se aplican a Dubai, que tiene su propio servicio de inmigración

13/07/2020 - 08:42

La nueva aerolínea está vendiendo boletos por tan solo 129 dirhams en su sitio web y en su aplicación móvil

13/07/2020 - 08:13

En su despedida asegura que la demanda de apertura de un Consulado en Dubai se encuentra a las puertas de ser una realidad

13/07/2020 - 07:15