Publicidad

Usted está aquí

Cien años de Soledad en pantalla

"El reconocido director y productor, Rodrigo García, hijo de Gabriel García Márquez, ha revelado que la familia cedió los derechos de la novela a la plataforma de contenidos audiovisuales Netflix"

El Maestro Gabriel García Márquez, nunca quiso que su obra maestra 'Cien Años de Soledad' fuera presentada en la gran pantalla. Esto a pesar que él fuera un destacado cinéfilo, dado que fue crítico de cine (fue lo primero que escribió para El Espectador, el legendario periódico de Bogotá), promotor de escuelas cinematográficas, guionista de varias películas e incluso ocasional actor. Pero García Márquez tenía argumentos válidos para no autorizar versiones fílmicas de su novela.

Cien Años de Soledad, es el clásico de las letras en idioma español del siglo XX, una de las obras más traducidas en el mundo (a pesar de haber sido prohibida en algunos países) y millones de ejemplares vendidos. Escrita por García Márquez, motivado por el recuerdo de un viaje con su madre a su pueblo natal, Aracataca, la obra fue publicada inicialmente en 1967 y narra la historia de la familia Buendía en el pueblo ficticio de Macondo, durante siete generaciones. Enmarcada en el subgénero de realismo mágico, es una metáfora de la historia de Colombia desde su fundación. Cien Años de Soledad, se iba a titular La Casa, pero afortunadamente García Márquez decidió cambiar el título, para evitar confusiones con una novela de su gran amigo, el barranquillero Álvaro Cepeda Samudio (La Casa Grande).

A pesar de recibir varias propuestas millonarias en los años setenta y ochenta, por parte de directores y productores de Hollywood, Gabo, como se le conocía familiarmente al gran escritor colombiano, explicaba que era imposible condensar en dos horas de cinta, una historia tan larga y compleja, tampoco creía que aquellos episodios del llamado 'realismo mágico' pudieran reflejarse de manera creíble con la tecnología disponible en aquellos días (cuando todavía no se había desarrollado la recreación digital).

Además para ser una película exitosa de Hollywood, decía García Márquez, tendría que contar con los rostros de actores y actrices reconocidos mundialmente, estadounidenses o europeos, pero que chocarían con los rasgos físicos e idiosincrasia de la gente del Caribe, aparte del idioma, puesto que por el mismo motivo de una divulgación internacional, habrá tenido que rodarse en inglés, lo que terminaría por ser una versión extraña a la obra original. De hecho, ese problema ya se ha comprobado con otras versiones cinematográficas de obras de García Márquez, como Crónica de una Muerte Anunciada (1987), dirigida por Francesco Rosi y El Amor en los Tiempos del Cólera (2007) de Mike Newell.

El reconocido director y productor, Rodrigo García, hijo de Gabriel García Márquez, ha revelado que la familia cedió los derechos de la novela a la plataforma de contenidos audiovisuales Netflix, dejando como condiciones que la historia fuera en idioma castellano y que sea filmada (al menos en parte) en Colombia. Así como su padre en su momento tuvo argumentos fuertes para rechazar la tentación de Hollywood, los hermanos García cuentan con razones de peso para ceder a las ofertas de Netflix, el hecho que sea una serie y no una película, con las condiciones actuales que brinda la tecnología audiovisual y el respeto a las condiciones planteadas en materia de calidad, puede que garantice un producto interesante, sobretodo, para el público actual, integrado por muchos millennials que quizás desconocen la obra literaria.

Esperamos contar con vida suficiente para ver Cien Años de Soledad en las diversas pantallas del mundo, gracias a la plataforma Netflix. Quizás tenga como consecuencia, que muchos jóvenes de esta generación, negada para la lectura, se acerquen a un libro absolutamente fascinante. En cierta forma, puede ser la segunda oportunidad negada a las estirpes condenadas a cien años de soledad, conforme termina esa novela cumbre de la literatura mundial. Aunque eso sí, los lectores fieles de la novela, ya tenemos en nuestra mente el rostro del Coronel Aureliano Buendía, gracias a algo más portentoso que Hollywood o Netflix, la imaginación.

------------------------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/ En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

La aerolínea ha movido 600.000 toneladas de carga entre los dos países desde que empezó a volar a Beijing

20/07/2019 - 20:21

El ex The Police reapare por la puerta grande en el festival de Cap Roig de Palafrugell en Girona para dejar claro que le queda mucha cuerda todavía

20/07/2019 - 19:21

La apuesta por la sostenibilidad y el diseño son algunas de las principales bazas del emirato

20/07/2019 - 19:21

El galardón se entregará en octubre durante una ceremonia en Chicago

20/07/2019 - 17:23