Publicidad

Usted está aquí

Descubrir Ciudad Perdida

"El Parque Arqueológico Teyuna Ciudad Perdida es posible visitarlo después de 4 a 6 días de caminata luego de trasladarse en vehículo desde la ciudad de Santa Marta, perla del Mar Caribe"

Hace poco el canal de televisión National Geographic emitió un capítulo de la serie de Ciudades Perdidas dedicado a uno de los hallazgos arqueológicos más interesantes del mundo, ubicado en las inmediaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, al norte de Colombia. Esta serie de programas es presentado por el investigador Albert Lin, un explorador que utiliza alta tecnología en sus recorridos por el mundo, que ayudan a divulgar al público, antiguas civilizaciones

Muchos espectadores del mundo, quizás habrán pensado que el célebre aventurero descubrió un nuevo hallazgo arqueológico, aunque sí se hablaba de un nuevo asentamiento, previamente investigado por el antropólogo colombiano Santiago Giraldo, quien ha dedicado más de veinte años de su vida a descubrir los secretos de este lugar fascinante, una ciudad más antigua que la célebre Machu Pichu.

De todas formas, es necesario evitar cualquier mal entendido y aclarar que la llamada Ciudad Perdida fue descubierta para los ojos occidentales por los arqueólogos colombianos Gilberto Cadavid y Luisa Fernanda Herrera en 1976, las comunidades indígenas que viven en la Sierra Nevada sabían de su existencia, pero habían guardado reverencial silencio sobre uno de los más importantes yacimientos arqueológicos del mundo. Gracias a un esfuerzo institucional colombiano y a personas como Álvaro Soto Holguín, director en aquella época del ICAN (Instituto Colombiano de Antropología), se logró rescatar y restaurar un sitio de leyenda.

"Ciudad Perdida es un poblado construido alrededor del siglo VIII con un complejo sistema de construcciones, caminos empedrados, escaleras y muros, en donde destacan las terrazas de césped sobre las cuales se encontraban las casas y edificaciones indígena"

 Perspectiva de la Ciudad Perdida en Colombia. (Fuente externa)

Ciudad Perdida es un poblado de la cultura tayrona, uno de los grupos indígenas más fascinantes de lo que hoy es Colombia, conocido también como Teyuna o Buritica-200 fue construido aproximadamente alrededor del siglo VIII, es un complejo sistema de construcciones, caminos empedrados, escaleras y muros, en donde destacan las terrazas de césped sobre las cuales se encontraban las casas y edificaciones indígenas. Ahora convertido en el Parque Arqueológico Teyuna Ciudad Perdida, es posible visitarlo después de 4 a 6 días de caminata luego de trasladarse en vehículo desde la ciudad de Santa Marta, perla del Mar Caribe en donde murió el Libertador Simón Bolívar.

Los tayronas o taironas, fueron un grupo perteneciente a la familia Chibcha, que predominó en diferentes lugares de la Colombia actual, destacados en la construcción de viviendas, organización urbana en estos poblados que contaban con sistema de canalización de agua para las viviendas, la elaboración de textiles y sobretodo en la orfebrería. Quien visite el Museo del Oro en Bogotá, podrá deslumbrarse con algunas piezas de arte de los antiguos taironas.

"Los Koguis son descendientes de los antiguos taironas, quienes cuentan con una filosofía y cosmogonía muy especial en su relación con la naturaleza; ellos son los verdaderos guardianes de la Sierra Nevada"

Publicidad

Impresionante obra de arte de la orfebrería tairona. (Fuente externa)

La Sierra Nevada de Santa Marta es una joya natural en sí misma, pues es un fenómeno muy interesante, una montaña nevada en el Mar Caribe, no muy lejos de allí nacería Gabriel García Márquez, así que como se podrá inferir el tema del realismo mágico, está en la misma naturaleza de la región. La riqueza no solo está en lo natural, varios grupos indígenas, especialmente los Koguis, son descendientes de los antiguos taironas, quienes cuentan con una filosofía y cosmogonía muy especial, en su relación con la naturaleza, ellos son los verdaderos guardianes de la Sierra Nevada, montaña que consideran sagrada, el “corazón del mundo”, se consideran a sí mismos como los “Hermanos mayores” que lo cuidan, mientras los demás que vivimos en el exterior de su universo, somos los “Hermanos menores” que ignoramos la armonía con la naturaleza.

Debo confesar que no conozco ni la maravilla natural de la Sierra Nevada, aunque he estado en Santa Marta y he apreciado la montaña en la distancia, ni la maravilla arqueológica de Ciudad Perdida. Es uno de esos lugares que aspiro a visitar, si Dios lo permite, antes de irme de este mundo. Invitación que extiendo al amable lector que por casualidad se encuentre con esta columna extraviada.

----------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin 

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Consejero económico jefe, cónsul, agregados de Defensa e Interior, jefe de Visados y secretaria del embajador culminan sus etapas en el país del Golfo

02/07/2020 - 07:40

El servicio dará citas en el mismo día en horario de 10.00 a 20.00 horas

02/07/2020 - 07:35

El presidente Quesada agradeció al príncipe heredero de Abu Dhabi la innovación médica realizada en el país centroamericano

02/07/2020 - 06:39

El Centro Nacional de Meteorología predice que los vientos moderados podrían levantar arena y polvo

02/07/2020 - 06:23