Publicidad

Usted está aquí

Despedida a la diplomática Clemencia Forero Ucrós

"En San Carlos, la sede en Bogotá del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, hoy se vive con tristeza la pérdida de una de sus figuras emblemáticas"

En la historia reciente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, hay algunos nombres que resultan fundamentales, referentes de quienes laboramos en Cancillería, como los ex ministros Julio Londoño Paredes, Camilo Reyes Rodríguez y la recién fallecida Clemencia Forero Ucrós, ex viceministra y ex embajadora. Se trata no sólo de pilares de nuestra diplomacia y personajes históricos, sino que por su cercanía, se vuelven tan familiares que su pérdida física, se siente como la de un allegado.

Para los diplomáticos colombianos, especialmente los de mi generación y muy particularmente para quienes tuvimos el honor de conocerla y trabajar a su lado, resulta dolorosa la partida de Clemencia Forero Ucrós, alguien que a parte de su extraordinaria hoja de vida laboral, tenía un gran don de gentes. Seguramente si se hace una encuesta, con quienes compartieron con la destacada diplomática, coincidirán en una palabra: Amabilidad. Siempre recordaré el tono suave de voz de Clemencia Forero, incluso en los momentos de mayor tensión, ella lograba controlar el temperamento, a diferencia de algunos de sus colegas masculinos que fácilmente podían entrar en cólera, ella se mantenía calmada, así tuviera un gesto preocupado.

Clemencia Forero Ucrós era una humanista, filósofa de la Universidad de los Andes y con Maestría en estudios políticos de la Universidad Javeriana, aparte de diferentes cursos en universidades como Harvard o la Escuela Diplomática de España. Hablaba con fluidez francés e inglés, no en vano, tuvo una mención destacada en la Universidad de Cambridge. Fue docente en diversas universidades y creo que siendo la viceministra que muchos conocimos, a la hora de hablarnos, subyacía esa vocación pedagógica. Esa vena de Clemencia Forero, posiblemente le venía de su propio hogar, pues su padre fue el historiador, periodista y político Abelardo Forero Benavides, quien fue muy popular por un programa de divulgación histórica llamado 'El pasado en presente', que estuvo al aire durante quince años (1978–1993).

Dentro de sus múltiples responsabilidades en la Cancillería fue embajadora en países como Suecia, Canadá y Australia, aparte de jefe de delegación en diferentes conferencias multilaterales o negociaciones de alto nivel, como alguna en la que tuve el honor de hacer parte, una experiencia en la cual obtuve grandes lecciones, no sólo para mi carrera, sino para la vida misma.

Publicidad

Siempre recordaré la definición de Clemencia Forero Ucrós sobre San Carlos, la sede del Ministerio en Bogotá, como la casa de los funcionarios. Todos, los que están en planta interna o quienes sirven en el exterior, siempre regresan a casa, a San Carlos. Esa noción de hogar, le confiere a la Cancillería un ambiente tan familiar, que trasciende la de ser simplemente un lugar de trabajo. En esa casa, hoy se vive con tristeza la pérdida de una de sus figuras emblemáticas. Dios la acoja en su gloria y brinde consuelo y esperanza a sus familiares y allegados.

-----------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin.  

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

La medida pretende no influir en el curso de las investigaciones

27/07/2021 - 14:50

Los viajeros en Doha deben registrarse obligatoriamente en la aplicación móvil

27/07/2021 - 09:41

La joven fue detenida aeropuerto de Heathrow en el que iba a ser su cuarto viaje de contrabando

27/07/2021 - 09:14

Será el primer evento mundial con invitados internacionales en medio de la pandemia

27/07/2021 - 08:51