Publicidad

Usted está aquí

Les Luthiers o el sentido inteligente del humor

"Este grupo debería ser declarado patrimonio intangible, inmaterial e intelectual de la humanidad"

Alguna vez, hablaba con unos jóvenes amigos sobre humoristas y ellos mencionaban algunos cuenta-chistes conocidos, por mi parte, les compartí mi admiración por Les Luthiers, ellos me miraron con cara de extrañeza, pues nunca habían escuchado sobre la genial agrupación argentina. Así que asumiré que algunos lectores de esta columna, no conocen este grupo, que debería ser declarado patrimonio intangible, inmaterial e intelectual de la humanidad. Eso me permite hablar desde lo básico, desde su origen.

El año de 1967 ha demostrado de manera incesante que ha deparado buena cosecha para el mundo. Sería el año de nacimiento de Les Luthiers, para quienes no conozcan el término, un 'luthier' (lutier en español) es un artesano que fabrica y repara instrumentos musicales, la palabra es de origen francés. Fue cuando unos estudiantes de conservatorio (que además se dedicaban al conversatorio también), decidieron crear un grupo musical-humorístico, los fundadores fueron Gerardo Masana (fallecido prematuramente en 1973), Jorge Maronna, Daniel Rabinovich, Marcos Mundstock, Carlos Núñez Cortés, posteriormente ingresarían Carlos López Puccio, Ernesto Archer. El grupo ha pasado por varios formatos, pero tradicionalmente se le ha considerado un quinteto, actualmente hay nuevos miembros, que han venido reemplazando a los 'padres fundadores' como Horacio Turano, Martín O´Connor y Roberto Antier (aunque parece que fue ayer, habría dicho Mundstock, el relator del grupo, reemplazado por Antier).

El quinteto clásico que todos conocimos (aquí el todos se refiere a la gente de mi generación, que está a punto de graduarse de adultos mayores), fue el integrado por:

Carlos Núñez Cortés

Pianista y químico. Seguramente en el grupo encontró la fórmula secreta de la risa melódica. Actor destacado, algunas de sus composiciones son grandes éxitos del grupo como 'Teorema de Thales', 'El Aria Agraria' o 'El Zar y un puñado de Aristócratas'. Es el verdadero lutier del grupo, inventor de varios de los instrumentos informales que han utilizado en sus presentaciones. Es experto en caracoles escribiendo un libro sobre la materia. Extrañamente no trabajó en 'Leche', una telenovela colombiana humorística, de la que hablaremos más adelante y producida por Caracol televisión.

Daniel Rabinovich

Fallecido en 2015, era la sonrisa permanente del grupo. A pesar que los judíos humoristas como Woody Allen, tienden a ser depresivos o deprimentes, Daniel siempre se veía muy espontáneo, afable, accesible, que no accesorio. Autor y actor, intervino en películas y series de televisión, como una que hoy se denomina “de culto” (en castellano, que hoy son muy apreciadas por los críticos que las denostaron previamente), se trata de la colombiana 'Leche' (1996), quizás la primera telenovela humorística de la historia, creación de su colega Jorge Maronna y los colombianos Bernardo Romero Pereiro y Daniel Samper Pizano, de quien hablaremos más adelante.

Jorge Maronna

El escritor del grupo, compositor y arreglista (no me refiero a que tuviera que arreglar los instrumentos que inventaban). Interpretaba especialmente instrumentos de cuerda, especialmente la guitarra. Prolífico en todos los sentidos (no en vano tuvo cinco hijos), especialmente en la composición, de varias de los números de Les Luthiers, pero también de obras corales e instrumentales “serias”, así como de multitud de canciones. Es co-autor con el colombiano Daniel Samper Pizano de cuatro libros de humor.

Carlos López Puccio

Aunque su historia con el grupo se inició como la de un empleado sin voz ni voto, terminó haciendo las veces de coordinador, pues es director de orquestas y coros, siendo uno de los más reconocidos en esta especialidad en Argentina. Es multi-instrumentista, es decir, toca de todo y deja por el piso el mito que los hombres no somos capaces de realizar varias funciones a la vez. Especialista en interpretar el violín y la viola (no, no voy a caer en el viejo chiste, además porque se piensa instantáneo). Estuvo casado con la reconocida actriz colombiana Helena Mallarino.

Marcos Mundstock

Recientemente fallecido, era un hombre de palabra, no porque la cumpliera siempre, sino porque era el relator del grupo. Biógrafo de personajes como el infaltable compositor clásico Johann Sebastian Mastropiero o el pastor Warren Sánchez. Era locutor profesional, que iniciaba muy serio las presentaciones del grupo y luego se transformaba en pícaro cronista. Actor, especialmente de doblaje (no de acción sino de voz), en cintas animadas y otras menos festivas. Como dijimos en una columna previa, el más literario y menos musical del grupo.

Sería muy injusto no mencionar a Gerardo Masana, el fundador del grupo, que sería al final su mejor obra como arquitecto. Aparte del mérito de crear el formato de Les Luthiers, compuso las primeras obras e inventó los instrumentos informarles iniciales (esto daría para una sigla muy interesante III, el problema es que la confundirían con el número 3 en romanos). Su prematura muerte por leucemia a los 36 años, le privó de ver el éxito de su creación.

Publicidad

De igual forma, recordar a Ernesto Acher, compositor, director orquestal, ejecutante de múltiples instrumentos y creador de otros, le recordamos como el protagonista de la 'Cantata del Adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras', una de las obras más populares del grupo y que recomiendo, para quien no sea iniciado (o no se ha iniciado) en esta religión secular de los seguidores de Les Luthiers. Ernesto Acher decidió retirarse del grupo y cuando le han preguntado la razón, dice sabiamente: “Les Luthiers era un matrimonio múltiple, y no es de caballeros preguntar a un matrimonio qué le pasó”.

Les Luthiers.

En la historia de los Beatles, en ocasiones aparecen músicos destacados que colaboraron con el legendario grupo y les suelen denominar el quinto Beatle. En el caso de Les Luthiers, podría decirse que hay un sexto Luthier y es colombiano. Se trata del ya mentado (en buen sentido, pues él ya está cansado de las otras mentadas), periodista y escritor Daniel Samper Pizano, otro representante del humor inteligente y crítico. Samper Pizano ha publicado aparte de novelas llenas de gracia (no de grasa, como algunos pensaban cuando escuchaban la 'Garota de Ipanema' en su portugués original), al menos treinta libros que son una invitación permanente a la sonrisa, cuando no a la carcajada.

Samper Pizano colaboró con sus amigos argentinos en diversas oportunidades, especialmente con Jorge Maronna con quien escribió a cuatro manos (así como hay animales cuadrúpedos, hay seres mitológicos cuadrumanos), varios libros de humor y ha terminado siendo el biógrafo oficial del grupo, publicando el texto de cabecera (o de la posición corporal que el lector prefiera): 'Les Luthiers de la L a la S'.

Les Luthiers ha recibido numerosos premios, como el Grammy Latino especial a la Excelencia Musical, pero el más importante sin duda ha sido el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2017, cuando llegaban a los 50 años de funciones. España les concedió la nacionalidad y han sido declarados ciudadanos ilustres en diversas ciudades de América Latina, lo cual es bienvenido, mientras luego no lleguen facturas de impuestos por esas distinciones, pensarían ellos, digo yo.

El legado de Les Luthiers, es millonario en sonrisas y melodías, pero deja también una colección de instrumentos informales inventados por sus integrantes, que algún día se exhibirán en un museo interactivo en Buenos Aires (espero que algún inteligente emprendedor argentino esté tomando nota, luego hablamos de mis derechos), como el tubófono silicónico cromático, la mandocleta, el nargilófono, el 'bass-pipe a vara', el 'calephone', el latín, el alambique encantador, la violata, el yerbomatófono, la manguelódica pneumática, las tablas de lavar o la exorcítara, entre otros. Ignoro si era más fácil inventar los instrumentos que bautizarlos.

Si le quieren regalar una sonrisa a su vida, pueden buscar alguna de las presentaciones de Les Luthiers o leer un libro de Daniel Samper Pizano, representantes del humor inteligente. No habrá palabras (aunque aquí he utilizado 1289), para agradecerles tanto.

------------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Emiratíes, australianos, franceses, latinoamericanos y ciudadanos de numerosos países de Oriente Medio aprenden gratis a bailar bajo el paraguas de EsArte y la Embajada de España

08/07/2020 - 11:20

"El compromiso de todos los miembros de la sociedad es necesario e indispensable", dijo una portavoz

08/07/2020 - 10:03

En lugares cerrados no se debería reciclar el mismo aire

08/07/2020 - 09:02

La instalación contaba con un cine, que proporcionaba proyecciones semanales, un gimnasio y una cafetería

08/07/2020 - 08:44