Publicidad

Usted está aquí

“Mono, tomémonos un tinto y seamos amigos”

El rico glosario colombiano incluye términos como “tinto”, que es un café negro pequeño, y “mono” o “mona”, que es la denominación de las personas rubias

En el entretenido programa cultural de concurso 'El Cazador' de Radio Televisión Española (RTVE), recientemente salieron preguntas relacionadas con dos términos “mono” y “tinto”, que tienen unas definiciones en Colombia, muy diferentes a las habituales. Aquí dejo la explicación, esperando sea útil para mis amigos extranjeros, cuando viajen a disfrutar de la hospitalidad colombiana.

A muchos visitantes de otros lugares, les ha ocurrido que al llegar a Colombia, se extrañan, porque en cualquier momento, incluso desde tempranas horas en hoteles, restaurantes o en casas de familia, les ofrecen un “tinto”. En ocasiones suelen rechazarlo, porque piensan que no es sano estar tomando vino a todas horas, es cuando se pierden del mejor café del mundo, pues un “tinto” colombiano, es un café negro pequeño. “Tomémonos un tinto y seamos amigos”, pasó de ser un lema comercial a dicho habitual.

El origen del modismo, sin duda se explica en el color de la bebida, aunque los expertos no se ponen de acuerdo, pues algunos piensan que nuestros antepasados, lo denominaron así para explicar la “tintura” oscura del agua y diferenciar la bebida del grano de café. Otros dicen que se debe a que el café colombiano en algunas regiones tiene una coloración cercana al vino rojo, que en otras tierras se le denomina tinto. Me inclino más por la primera, menos glamorosa, pero más cercana a la sabiduría popular de los abuelos.

En cuanto a “mono” o “mona”, es la denominación de las personas rubias. En este caso, es mucho más difícil saber el origen de la expresión. Algunas teorías explican que se debe a que algunos monos (micos), de la gran biodiversidad colombiana son de pelaje amarillo, cual rubio. Otros alegan que puede ser una distorsión de la denominación española de “mono” por guapo o agradable por su presentación, que terminó siendo asociado con las personas de piel clara y cabellos rubios.

En el Departamento de Antioquia, cuya capital es Medellín, los paisas suelen denominar en forma muy confianzuda al sol, como el “mono Jaramillo”. Jaramillo es un apellido popular en la región, asociada a gente de piel clara y cabello rubio. Para dar un ejemplo concreto, “hoy no se le ha visto la cara al Mono Jaramillo”, traduce que hoy ha estado nublado todo el día.

Publicidad

Una de las telenovelas de mayor éxito histórico en Colombia, fue sin lugar a dudas 'Café con aroma de mujer' producción de RCN televisión de 1994, que relataba la historia de una joven recolectora de café que a punta de estudio y esfuerzo, se convirtió en una exitosa ejecutiva de la federación de cafeteros del país, más allá de la historia romántica. Protagonizada por Margarita Rosa de Francisco, una rubia de cabellera ensortijada (en la imagen superior).

Mientras duró la telenovela, millones de colombianos, cada noche, teníamos una cita, para ver a una “monita” recolectando granos de café que se convertían en un delicioso y aromático “tinto”. Seguro ya me entendieron.

--------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, escritor por vocación, lleva un blog en el periódico colombiano El Espectador con sus apellidos literarios, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/  En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Un alto funcionario pidió además a los padres vigilar a sus hijos para unas fiestas seguras

13/05/2021 - 08:45

El petrolero se encuentra ya muy cerca del puerto de Jebel Ali de Dubai

13/05/2021 - 08:32

El país cuenta con más de 16 estadios de fútbol diseñados de acuerdo con los estándares de la FIFA

13/05/2021 - 07:19

El Al Israel Airlines dijo que estaba listo para operar rutas adicionales si era necesario

13/05/2021 - 07:01