Publicidad

Usted está aquí

Comer jamón ibérico mejora la salud

"Un estudio certifica que los jamones ibéricos pueden ser introducidos en la dieta sin ganar peso o incrementar los niveles de triglicéridos"

La cocina no muerde

Doreen Colondres

Un reciente estudio publicado por la Asociación Nacional de Industrias Cárnicas de España (ANICE), reveló, por primera vez, que el consumo de jamón ibérico mejora la salud cardiovascular.

Sí, el famoso 'jamón de pata negra', que su nombre correcto es 'jamón ibérico' (haciendo referencia a su raza), se destaca por primera vez, no sólo por su valor en el aspecto culinario y nutricional, sino por sus beneficios para la salud.

Aportan aminoácidos esenciales y vitaminas del grupo B y vitamina E. Son ricos en hierro, fósforo, potasio, magnesio y zinc, destacando su elevado contenido en ácidos grasos insaturados (acido oleico). Además, actúan como potentes antioxidantes por su alto contenido en polifenoles. Por eso se compara en ocasiones con las propiedades de un buen aceite de oliva.

Hasta ahora todos estos beneficios eran una hipótesis, pero después de este estudio, se demostró eso y mucho más, según el doctor Sabán, director de la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

El estudio certifica que los jamones ibéricos pueden ser introducidos en la dieta sin ganar peso o incrementar los niveles de triglicéridos y prolonga los efectos positivos hasta seis semanas después de haber suspendido el consumo. Por lo que también reveló que el cuerpo tiene “buena memoría” en cuanto al consumo de jamón. Por tanto, incluir jamón ibérico en la dieta de forma habitual y controlada, protege y/o mejora la salud.

“El consumo de Ibérico es parte de nuestra cultura, siempre hemos sabido que es saludable, pero ahora estamos más que felices de poderlo certificar con este estudio y compartirlo con el mundo”, comenta Santiago Martín, presidente de Fermín Ibérico, la primera marca en llegar a EU con este producto.

En el estudio se analizaron el jamón ibérico de bellota que el consumidor identifica por una etiqueta negra (un cerdo de raza 100 por ciento ibérica que consumió bellota) y un jamón ibérico que se encuentra en empaques blancos o verdes (un cerdo de 50 por ciento raza ibérica, que consumió pasto y/o cereales).

En ambos casos, tras consumirse una dosis regular de jamón ibérico y jamón ibérico de bellota en una población sana, se llegó a las siguientes conclusiones:

  • No se gana peso, se reduce ligeramente la cintura abdominal y la grasa corporal.

  • El perfil lipídico (LDL, HDL y triglicéridos) no se altera y los triglicéridos, se reducen en 4 puntos.

  • Disminuye la presión arterial y mejora la microcirculación.

  • Mejora en el riesgo cardiovascular.

Así que ahora, a disfrutar de un pedazo de jamón ibérico con una copa de cava y a brindar por la salud de todos.

------------------------------- 

Doreen Colondres es latina, una viajera incansable graduada y certificada en cocina y vinos. Síguela en las redes @DoreenColondres, visita su web www.LaCocinaNoMuerde.com o adquiere su libro en Amazon.

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Asistir en el restaurante español Casa de Tapa a la gran fiesta te ofrece la oportunidad de ganar un vuelo exclusivo en Seawings

18/08/2019 - 11:30

El 5 de septiembre, en español y con entrada gratuita, Empleándote en Dubai celebra en la UCAM un encuentro de máximo interés

18/08/2019 - 10:47

Entre abril de 2018 y de 2019 el viaje aéreo desde Londres al emirato generó 800 millones de dólares

18/08/2019 - 10:21

Los talibanes han negado su participación y ningún grupo ha reivindicado aún la autoría del atentado

18/08/2019 - 09:55