Publicidad

Usted está aquí

¿Por qué terminan las relaciones?

Diferentes investigaciones encontraban que sólo tres de cada 10 matrimonios son felices, el resto se divorcia o permanece en lo mismo por comodidad

Detribu

Marta Pérez

Quería abrir este debate. Da igual dónde vivas, parece mentira, pero es verdad. Las relaciones de pareja nos importan. Nos importa no tener pareja, nos perturba estar mal con ella y nos encanta cuando todo fluye con facilidad y hay sentimientos recíprocos. En efecto, la experiencia de amor en pareja es una de las más maravillosas de la vida, por eso nos importa tanto. Dicho esto, también me gustaría mostrar la otra cara, la de aquellos encerrados en relaciones infelices, insatisfactorias o indiferentes, donde prima la estabilidad y seguridad de uno mismo por tener alguien al lado que la responsabilidad de construir una relación sana, feliz, basada en la confianza, la intimidad, el compañerismo y la auto-realización.

Hace unos días leía en la revista Clarín que diferentes investigaciones encontraban que sólo tres de cada 10 matrimonios son felices, el resto se divorcia o permanece en lo mismo por comodidad, los hijos o situaciones económicas.

Alguna vez he pensado que no podría ser feliz si no encontraba a alguien con quien compartir mi vida. Es un error. Es verdad que uno puede crecer gratamente con alguien al lado y más si es una relación enriquecedora, con buenos hábitos, pero la felicidad nace de una dicha interior que nada externo nos puede proporcionar y desde allí, con amor propio, podemos emprender cualquier aventura.

En mi caso, a mis 32 años, llevo varias relaciones a las espaldas que no llegaron a "buen" puerto; cuando creía que ya había trascendido algún patrón, llega otra relación que termina, pero mejor que la anterior, lo que me hace pensar que estoy evolucionando, eso me motiva.

Lo que más me llama la atención de las relaciones que acaban es que, en la mayoría de las ocasiones, sabemos de manera inconsciente y previamente a la ruptura que no hay final feliz garantizado y aún así nos creamos mil y una justificaciones, excusas, circunstancias, películas, que nos hacen creer que aquello marcha bien o que va a cambiar en algún momento. A veces también puede ser que nos sintamos cómodos con la situación en la que nos encontramos, porque nos interesa, nos encaja estar con cierta persona en cierto momento de nuestra vida, aunque no nos veamos con ella a futuro. No estoy segura si permanecer en este tipo de relaciones nos cierra las puertas a encontrar algo más pero lo que sí he sido capaz de agrupar hasta ahora son ciertos patrones, hábitos, comportamientos o actitudes que nos pueden ayudar a identificar por qué una relación no llega a buen término o a lo que hemos concebido como "final feliz" o "para siempre". 

1. No es la persona que buscas. Muchas veces nos embarcamos en relaciones con la primera persona que nos encaja, con la que nos sentimos bien en un principio, que nos atrae físicamente, que nos interesa, pero en realidad, no cumple con la mayoría de atributos que le adjudicaríamos a la persona que querríamos a nuestro lado. Nos embarcamos en relaciones con personas que no responden a lo que queremos.

2. Nos enfocamos más en lo que siente la otra persona que en lo que sentimos nosotros mismos. Esta idea la extraje del libro 'Las mujeres que aman demasiado' de Robin Norwood y me parece que da en el clavo. En muchas ocasiones nos enfrascamos más en lo que siente la otra persona -si nos quiere, si nos deja, si está a gusto, si necesita algo- y dejamos de prestar atención a lo que nosotros sentimos. ¿Cómo te sientes tú con respecto a la relación que tienes? ¿Te encuentras bien? ¿Te llena? ¿Te motiva? ¿Ves futuro? He comprobado que no son pocas las veces que estamos mal en una relación, que no estamos cómodos con la otra persona, que no nos gusta su comportamiento, que simplemente, no fluye, pero preferimos enfocarnos en cómo se siente el otro en vez de dar respuesta a nuestras propias inquietudes. Si el otro está bien, nosotros también. 

3. Hay 'gaps' en la relación. Esto también lo solemos saber a priori. Hay narraciones en la relación o en una de las partes que dejan de tener sentido; pueden aparecer omisiones de historias, de acontecimientos, comportamientos que no encajan en el puzzle de pareja. En este caso, creo que lo que se empieza a manifestar es una falta de confianza, dejadez o poca motivación, sea lo que fuere, es un 'killer' de relaciones.

4. Priorizamos y nos entregamos a la otra persona sin filtros. El "me gusta todo lo que a él/ella le gusta" está muy bien, pero debe haber espacio para cada cual, para las diferencias, para la soledad, si no lo hay, podremos caer en una dinámica de dependencia en la que lo que mostramos al otro es que no sabemos vivir sin él o ella y que somos capaces de adaptarnos en cualquier momento a sus preferencias pasando por las nuestras. Esto puede derivar en aburrimiento por alguna de las partes.

5. No ponemos límites desde el principio. Tenemos que conocer hasta donde estamos dispuestos a ceder, qué vamos a permitir y qué no en una relación. En la mayoría de las veces nos sumergimos en historias que nos absorben y ni siquiera vemos que estamos traspasando los límites, que estamos dejando de lado nuestros valores y prioridades en la vida. Aquí entra casi todo; faltas de respeto o comportamientos que no nos gustan.

6. Esperas que la otra persona cambie. La gente solo cambia cuando quiere realmente hacerlo por ellos mismos, no por terceros. La presión para que algo cambie suele desgastar mucho a ambas partes.

Ejercicios y recomendaciones 

Estés o no en una relación te aconsejo los siguientes ejercicios para averiguar cómo llevas la asignatura de pareja.

Publicidad

1. Escribe en un cuaderno cómo es la persona que quieres que esté a tu lado; qué atributos tendrá, cualidades, cómo te gustaría que fuera, tipo de personalidad.

2. Anota también cuáles son tus objetivos en una relación; ¿quieres tener una familia? ¿Hijos? ¿Dónde quieres vivir?

3. Asegúrate de saber qué estas dispuesto a aceptar y qué no así, cuando hables con la pareja, sabrás claramente qué vas a presentar en tu parte del acuerdo.

4. Si te encuentras ahora mismo en una relación, apunta de forma sincera cómo te sientes con respecto a la otra persona y si cambiarías algo de lo que tenéis ahora mismo.

------------------

Detribu.net

Instagram: @detribunet

Twitter: @detribu1

Pinterest: @detribu 

Facebook: @detribu

Youtube: Detribu

Atención: Ten en cuenta que este texto está escrito de acuerdo con las experiencias de vida de la fundadora de DETRIBU y con lo que ella ha conocido, puede haber diferentes visiones sobre un mismo tema dependiendo de las vivencias de las personas. Todas se respetan y se escuchan.

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Comentarios

TOP. Excelente artículo. Felicidades.

Muchas gracias, Montserrat. Puedes ver más contenido como éste en la página web https://www.detribu.net/, en Instagram @detribunet y en Facebook @Detribu. Un abrazo y mis mejores deseos.

Añadir nuevo comentario

En portada

La subsecretaria mexicana de Asuntos Multilaterales y Derecho Humanos confirma la participación de su país en Expo 2020 Dubai

13/04/2021 - 21:37

El inicio del mes sagrado está determinado por el avistamiento de la luna

13/04/2021 - 09:59

Es el último de una serie de ataques de los rebeldes de Yemen contra disidentes y mujeres liberales

13/04/2021 - 09:15

Los precios de las viviendas comienzan en 1,65 millones de dirhams

13/04/2021 - 08:22