Publicidad

Usted está aquí

¿Quién es el responsable de la tragedia de Beirut?

Y una segunda pregunta: ¿cómo es posible que 2.750 toneladas de nitrato de amonio estuvieran almacenadas desde hace más de un lustro en el corazón de Beirut sin ninguna medida de seguridad?

Zona libre

Rafael Unquiles
Rafael Unquiles

Son momentos de solidaridad con Beirut y el pueblo libanés. Las explosiones de este martes ya han dejado más de cien muertos y miles de heridos. Y también a un país entero en estado de shock. Emiratos Árabes Unidos ha expresado sus sinceras condolencias. Al igual que el resto del mundo, que al mismo tiempo se pregunta sobre las causas que han provocado la tragedia.

La situación geopolítica del Líbano ha hecho que en un primer momento se especule con la posibilidad de un ataque, pero los datos que se van conociendo apuntan a un terrible accidente debido a la explosión de toneladas de nitrato de amonio

El primer ministro de Líbano, Hassan Diab, ha revelado que había un cargamento de 2.750 toneladas de nitrato de amonio, confiscado a una embarcación en 2013, que llevaba desde entonces -seis años- almacenado sin las medidas de seguridad adecuadas en el puerto de Beirut, justo al lado de las calles más concurridas de la ciudad, donde tiendas y lugares de ocio y esparcimiento son frecuentados a diario por miles de personas.

El nitrato de amonio es un químico industrial común que tiene diferentes usos, pero los dos principales son como fertilizante agrícola y para minas. Y lo más peligroso es que se trata de un producto altamente explosivo cuando entra en contacto con el fuego. Su almacenamiento está sometido a reglas muy estrictas. Entre ellas que el lugar se encuentre preparado a prueba de incendios. ¿Era así?

Publicidad

Es la primera pregunta que me planteo. Y la siguiente es: ¿cómo es posible que semejante material químico estuviera almacenado desde hace más de un lustro en el corazón de Beirut?

Habrá que seguir la evolución de las investigaciones, esperar a que se aclare definitivamente si ha sido un accidente. De cualquier forma, haya sido un accidente o un ataque, lo que resulta difícil de explicar es que 2.750 toneladas de nitrato de amonio estuvieran guardadas en el centro de Beirut, que alguien haya permitido que esta enorme bomba esté al acecho de los libaneses durante seis años hasta que al final ha dejado un reguero de muerte que va a marcar a sangre y fuego la ya maltratada historia del Líbano.

Las muestras de solidaridad con el pueblo libanés son necesarias. Vitales. Hay que dejar claro que el mundo no es ajeno a hechos tan devastadores. Pero al mismo tiempo la comunidad internacional también debe dirigir su mirada al Gobierno libanés para preguntar con rotundidad cómo se ha permitido una negligencia tan descomunal. Más que buscar quién prendió el fuego -que también, por supuesto-, lo que hay que averiguar es la identidad de la persona o personas que escondieron la bomba.

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Las estadísticas reflejan que los casos positivos continúan en el 1%, similar a la semana anterior

25/11/2020 - 08:26

Tras comunicarse con uno de sus hijos, la viajera supo que estaba en el destino equivocado

25/11/2020 - 08:03

Los narcóticos fueron descubiertos con la ayuda de perros K9 e inteligencia artificial

25/11/2020 - 07:40

Todos los dispositivos que utilizó el sospechoso para cometer los delitos fueron confiscados

25/11/2020 - 07:12