Publicidad

Usted está aquí

Cuando el Príncipe Felipe fue piloto en Colombia

A propósito de una singular relación bilateral entre Colombia y el Reino Unido

El Príncipe Felipe de Edimburgo (1921 – 2021), consorte de la Reina Isabel II monarca del Reino Unido, ha fallecido, EPD. Sea el momento de recordar, cuando el noble británico de origen griego visitó Colombia en 1962, uno de los episodios anecdóticos durante la singular relación entre los dos países.

En 1962 el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, realizó un viaje oficial por Suramérica durante 54 días, visitó once países países, incluyendo a Colombia en la gira, en donde sostuvo reuniones con el Presidente Alberto Lleras Camargo y el Ministro de Relaciones Exteriores José Joaquín Caicedo, uno de los diplomáticos colombianos más destacados de la historia. En el Palacio de San Carlos, por aquella época sede presidencial y en donde actualmente se ubica la Cancillería colombiana, Felipe fue condecorado con la Cruz de Boyacá, la máxima distinción del país.

El Príncipe Felipe estuvo visitando fábricas y empresas de capital británico, se encontró con estudiantes del Colegio Anglo-Colombiano, así como las instalaciones de la Escuela Naval. Aparte de Bogotá, visitó Cartagena y una de las fotografías lo muestra piloteando el avión que lo transportaba entre las dos ciudades. Como dato curioso, uno de los pilotos de aquella misión era Peter Middleton, abuelo de Kate, actual Duquesa de Cambridge y esposa del Príncipe Guillermo, nieto de Felipe de Edimburgo.

No se conservan muchas imágenes de la visita, pero hay vídeos que pueden ser consultados en internet, en donde se aprecian detalles, especialmente de la recepción popular en Bogotá al Príncipe Felipe, quien iba de pie en un automóvil descubierto, a pesar que en parte del trayecto, estuvo lloviendo, como lo reflejan los paraguas de los transeúntes.

 

Esta visita fue uno de los capítulos amables de una relación que se inició de manera turbulenta, cuando Colombia era el Virreinato de la Nueva Granada y sus posesiones en la costa caribe, como Cartagena de Indias o Santa Marta, eran asaltadas por los corsarios británicos. Sir Francis Drake, enviado por Isabel I, atacó varias veces la costa colombiana, todo esto en medio del conflicto entre los imperios español e inglés.

Una de las mayores derrotas navales de la historia británica se dio en 1741 en la llamada Batalla de Cartagena de Indias, cuando los defensores de la plaza al mando del Almirante Blas de Lezo vencieron a la poderosa Armada del Almirante Edward Vernon, que multiplicaba por diez sus fuerzas. Muchos historiadores afirman que esa batalla, decidió el destino de Suramérica y que permitió que siguiéramos hablando español entre nosotros.

Publicidad

La enemistad anglo-española, fue decisiva para que el Reino Unido apoyara decididamente la independencia colombiana, aportando no sólo dinero, armas, sino también hombres, fue la llamada “Legión Británica”, que se unió al ejército colombiano en la decisiva Batalla de Boyacá de 1819. Nombres como los de James Rooke, un veterano irlandés de Waterloo quien murió combatiendo y proclamando que su patria era Colombia o Daniel O´Leary, otro irlandés que se convirtió en edecán personal de Bolívar, escribió sus memorias y murió en Bogotá en 1854.

 

Sin duda, lo que motivó las excelentes relaciones bilaterales desde la independencia, que se formalizaron en 1825, radicó en el interés mutuo en los recursos y la posibilidad de tener nuevos mercados de comercio. Una de las canciones legendarias colombianas es “Santa Marta tiene tren”, tras aquella melodía está la historia del Ferrocarril de Santa Marta, inaugurado en 1887,que permitía el transporte entre municipios como Fundación, Aracataca y la Zona Bananera con Santa Marta, el cual inicialmente fue producto de una asociación anglo-colombiana.

Desde aquellos primeros tiempos, se han venido sucediendo visitas como la que realizó el Príncipe Carlos de Gales con su esposa Camila a Colombia en 2014, que duró cuatro días. Así como la recepción en 2016 de la Reina Isabel II y su esposo al entonces Presidente Juan Manuel Santos. Quién sabe si durante esas conversaciones, el fallecido Príncipe Felipe habrá recordado cuando estuvo piloteando un avión en el cielo colombiano.

--------------------

Dixon Moya es diplomático colombiano de carrera, en el rango de Embajador. Actual Cónsul General de Colombia en Chicago. Lleva un blog en El Espectador como Dixon Acosta Medellín, su identificación literaria, en el cual escribe de todo un poco: http://blogs.elespectador.com/lineas-de-arena/ . En Twitter a ratos trina como @dixonmedellin

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

Los datos son un testimonio rotundo de la rápida recuperación de la pandemia

12/05/2021 - 09:35

En estos días, los musulmanes realizan una oración específica, en un lugar especial y de una manera única

12/05/2021 - 09:10

Las oraciones por la festividad en todo el país seguirán estrictas reglas y los fieles deben mantenerse a una distancia segura

12/05/2021 - 08:29

Una fundación brindó refugio a la víctima

12/05/2021 - 07:55