Publicidad

Usted está aquí

Privación del sueño

"Estudios han demostrado que cuando reducimos en exceso las horas de sueño o no dormimos bien de manera continuada, hay consecuencias negativas sobre nuestra salud"

Detribu

Marta Pérez

A principios del año 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un comunicado que fue difundido por diferentes medios sobre los problemas relacionados con el sueño; el 40 por ciento de la población mundial duerme mal, declaraban.

Si bien dentro de este porcentaje se encuentran personas que padecen trastornos severos como la narcolepsia, también se incluyen en este grupo a las personas que no pueden quedarse dormidas con facilidad o que se despiertan en mitad de la noche y no pueden volver a dormir.

El motivo por el que decidí investigar un poco más sobre el tema del sueño y escribir un artículo sobre ello fue una conversación que tuve con un amigo, el cual no se encuentra trabajando en estos momentos por la crisis del coronavirus. Ahora, se queda despierto toda la noche, se duerme casi al amanecer y se levanta cerca del mediodía. Me dijo: “Tenemos las mismas horas para aprovechar el día, solo que cuando tú te vas a dormir, a mí me quedan todavía bastante horas por delante”. No dije nada más, pero reflexionando sobre ello después pensé: “No puede ser tan simple, de alguna manera debe afectar al bienestar de la persona”.

Y así encontré la información que os voy a compartir ahora. De entrada, afirmaré que cualquier trastorno del sueño afecta al bienestar de la persona, a la calidad de vida y a la salud en general. Sí, también dormir a deshoras. Conozco a personas que por su trabajo tienen que permanecer despiertas por las noches y dormir por las mañanas o simplemente, no duermen hasta la noche siguiente. El cuerpo se acostumbra y si se convierte en algo rutinario, quizá pueda parecer que no afecta, pero sí lo hace. Que te acostumbres a algo no significa que sea bueno para tu bienestar.

SINCRONIZADOS CON EL UNIVERSO

Explica el doctor Deepak Chopra en su libro ‘Mente y cuerpo mágico' que “los ritmos biológicos del cuerpo son el resultado de todo lo que sucede en el Universo. Al moverse la Tierra sobre su propio eje ocasiona el ciclo del día y de la noche, el cual produce profundos cambios en nuestra fisiología”.

En este principio podríamos encontrar explicación para sucesos de la Astrología, por ejemplo, de cómo afecta a nuestra personalidad, a nuestra forma de ser y de vivir el haber nacido en un mes u otro. El posicionamiento de las estrellas y de los planetas en el momento de nuestro nacimiento influye en nosotros.

“El cuerpo está cambiando constantemente y tratando de sincronizar sus ritmos con los ritmos del Universo. El mensaje que recibimos cuando no estamos en armonía con el ritmo universal es la sensación de incomodidad, ya sea física, emocional o intelectual”.

Así pues, nuestra fisiología cambia por la noche y se prepara para el descanso. Nuestra estructura humana está diseñada para dormir en la noche, es una información que ya estaba ahí, generalizada, la conocían nuestros ancestros y la conocerán nuestros descendientes. Es algo que no se cuestiona.

LUNÁTICO

La palabra lunático está relacionada con las fases de la luna. Nuestros predecesores notaron que durante las noches de luna llena las conductas dementes se incrementaban.

Igualmente, en Astrología, la luna llena se relaciona con noches pesadas y de baja calidad del sueño. Hay investigaciones que demuestran cómo afecta la luna llena en el sueño humano pero el motivo de tal relación aún no está claro.

CONSECUENCIAS DE NO DORMIR LO SUFICIENTE

Dicen algunos expertos en el tema que es más importante para nuestro bienestar dormir lo suficiente que comer lo suficiente. Otros señalan que eso depende de la persona, de la tipología cuerpo-mente.

Estudios relacionados con la privación del sueño han probado que cuando reducimos en exceso las horas de sueño o no dormimos bien de manera continuada, hay consecuencias negativas sobre nuestra salud.

El médico español Mario Alonso Puig señala que dormir la mayoría de los días menos de siete horas puede hacer que nuestro sistema de defensa sea “menos agresivo”.

Por otro parte, durante las horas del sueño “se activa una región del sistema nervioso llamado parasimpático que lo que hace es recuperar el desgaste del cuerpo y relajar la mente”. Si no dormimos bien, no nos recuperamos a nivel corporal y mental.

La privación del sueño puede ser causa de una baja capacidad de atención, de concentración o de ansiedad.

CONSEJOS PARA DORMIR MEJOR

Irse a dormir antes de medianoche.

Publicidad

Dormir entre seis y ocho horas al día.

Pensar en algo bueno que haya pasado ese día antes de dormir.

Evitar cualquier tipo de estimulación (televisión, ordenador, móviles, tareas, conversaciones importantes) una hora antes de irse a la cama.

Escuchar una meditación o música relajante en el tiempo previo a ir a dormir.

Tomar una infusión relajante.

Hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día -si es de intensidad media-alta, mejor-. 

Evitar el té y el café más allá del mediodía.

------------------

Detribu.net

Instagram: @detribunet

Twitter: @detribu1

Pinterest: @detribu 

Facebook: @detribu

Youtube: Detribu

Atención: Ten en cuenta que este texto está escrito de acuerdo con las experiencias de vida de la fundadora de DETRIBU y con lo que ella ha conocido, puede haber diferentes visiones sobre un mismo tema dependiendo de las vivencias de las personas. Todas se respetan y se escuchan.

Aparece newsletter: 
Noticia secundaria con imagen
#comentarios

Añadir nuevo comentario

En portada

El ministro de Exteriores recordó la urgente necesidad de un diálogo pacífico

15/05/2021 - 08:28

‘Baynana’ nace en España con el objetivo de prestar voz a los inmigrantes, neutralizar los prejuicios y tender puentes hacia la diversidad

14/05/2021 - 10:34

El diseño del pabellón español muestra los estrechos vínculos históricos con el mundo árabe

14/05/2021 - 08:27

El informe no revela la causa de la disparidad entre los grupos religiosos

14/05/2021 - 08:08